Sitio FDLP
La Web
 
 
 
DECLARACIONES

 

El FDLP demandó al Secretario General de la ONU que defina jurídicamente el concepto de terrorismo para detener la intimidación estadounidense
 

• El Frente Democrático aprecia la Resolución de la Asamblea General a favor de nuestro pueblo y pide a la Dirección Oficial que la tome a favor de la salida de Oslo y que ejecute las decisiones de los Consejos Central y Nacional

• El 87% de los votos para el proyecto estadounidense es un resultado preocupante que requiere reconsiderar los métodos de la diplomacia palestina y reactivar el Departamento Político de la OLP.

El Frente Democrático para la Liberación de Palestina (DFLP) acogió las posiciones de los países hermanos y amigos en su votación de rechazo a la decisión estadounidense contra nuestro pueblo y sus derechos nacionales a la libertad, la independencia, la soberanía y el retorno, y su derecho a resistir la ocupación y la colonización.

El Frente condenó las continuas acciones agresivas de Trump en el marco de su aplicación del podrido Acuerdo del Siglo encaminado a liquidar la causa y los derechos nacionales palestinos, y el sesgo cínico en favor de la política racista de la ocupación colonialista israelí. Condena este alineamiento a Israel que continúa su violación a las resoluciones de la legalidad internacional, el robo de tierras, la judaización de Jerusalén, los asesinatos, los arrestos, las demoliciones de casas y la reactivación, por medio del knesset, de las leyes de la historia negra de los fascistas para penetrar aún más en la política de destrucción sistemática de la sociedad palestina bajo ocupación.

El Frente acogió con satisfacción la Resolución de la Asamblea General de la ONU presentada por Bolivia e Irlanda, que reafirmó los derechos inalienables de nuestro pueblo y destacó nuevamente el estado de aislamiento que sufren los Estados Unidos y su aliado Israel.

El Frente describió el discurso de la representante de Trump ante la ONU como insolente, especialmente porque no tardó en atropellar la dignidad nacional de nuestros pueblos árabes en la forma en que se dirigió a los embajadores de los países árabes y sus representantes en la Asamblea General. También instó a los estados árabes a responder a la arrogancia de Nikki Haley para defender la dignidad nacional de sus pueblos y afirmar la independencia de su decisión política fuera de cualquier subordinación a los Estados Unidos o la sumisión a su presión.

Advirtió sobre la gravedad de la cantidad de votos recibidos por el proyecto de EEUU y dijo que, sin el papel desempeñado por el representante de Kuwait sobre la necesidad de obtener dos tercios de los votos, hubiera tenido triunfo el proyecto, algo que muestra hasta qué punto la diplomacia palestina no cumple con su función a nivel internacional para ganar más amigos a favor de la justa causa palestina.

Pidió aprender la lección a nivel nacional y detener la ácida y perjudicial batalla mediática entre los movimientos de Al-Fatah y Hamas, que, lamentablemente, creó un clima que animó a EEUU y sus aliados a presentar su proyecto en la Asamblea General de la ONU. También instó a ambas partes a avanzar hacia la búsqueda de una solución a la división dentro de un marco nacional, en virtud de los acuerdos de consenso nacional en El Cairo (4/5/2011 y 22/11/2017) y a cerrar las brechas y vacíos desde donde se infiltran los proyectos diabólicos para imponerlos sobre la causa y los derechos nacionales de nuestro pueblo.

Demandó a la dirigencia oficial palestina que aproveche la experiencia de la Asamblea General, especialmente la amplia inclinación a favor de nuestros derechos nacionales, empezando a dar pasos para “abandonar el Acuerdo de Oslo” a favor de implementar las decisiones de los Consejos Central y Nacional. Llamó a redelinear y determinar la relación con Israel, que es una potencia de ocupación colonialista del Estado palestino y su capital Jerusalén, en las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967, y es un obstáculo para la aplicación de la Resolución 194, que garantiza los derechos de nuestros refugiados a retornar a sus hogares y propiedades de donde fueron expulsados en 1948.

Finalmente, el Frente Democrático solicitó al Secretario General de la ONU que trabaje con sus asistentes para cristalizar una posición internacional que defina jurídicamente “el terrorismo” y establezca una clara distinción entre los derechos legítimos de los pueblos oprimidos que luchan por sus libertades y todas las formas de colonialismo, de acuerdo con las convenciones y leyes internacionales que garantizan estos derechos. Una definición que impida a Estados Unidos e Israel falsificar los hechos y justificar sus crímenes de lesa humanidad contra nuestro pueblo y los otros pueblos que luchan por su libertad e independencia nacional.

Oficina de Información Central
DFLP
7 de diciembre de 2018

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP