Sitio FDLP
La Web
 
 
 
EDITORIALES

 

En el centenario de la Declaración de Balfour
Gran Bretaña es culpable y debe asumir su responsabilidad por los crímenes cometidos contra el pueblo palestino
Noviembre 2017

En el centenario de la promesa de Balfour, los millones de palestinos dentro y fuera de la patria condenan energéticamente las declaraciones provocadoras formuladas por la Primera Ministra del gobierno de Gran Bretaña, que se niega a disculparse por el crimen de su Estado contra el pueblo palestino cuando lanzó la Declaración de Balfour.

El pueblo palestino se siente indignado y manifiesta su rechazo total a la ofensiva decisión del gobierno británico de celebrar el centenario de la nefasta promesa. Tal decisión muestra el afianzamiento del espíritu colonial británico y la hostilidad hacia el pueblo palestino y la negación de sus legítimos derechos nacionales.

La disculpa exigida por los palestinos al gobierno británico es un paso para corregir un injusto hecho y un reconocimiento del crimen cometido por Gran Bretaña al convertir a Palestina en una tierra para la creación de un Estado colonial racista.

El pueblo palestino soportó la injusticia, el exilio, la muerte, la destrucción, el robo y la judaización de su tierra por parte de los dueños del proyecto sionista ocupacionista, expansionista y racista, apoyado ciegamente por el Imperio Británico y el imperialismo mundial.

Las catástrofes y las masacres aún continúan a manos del gobierno de la ocupación israelí contra el pueblo palestino, que es el dueño original de la tierra.

El pueblo palestino resistió los intentos de destruir su proyecto nacional de liberación para el establecimiento de su Estado independiente con plena soberanía y el retorno de los refugiados a sus hogares, luchó y aún continúa luchando con valentía para derrotar el proyecto colonialista sionista apoyado por el imperialismo.

Los principios de la Ley Internacional y del Derecho humano universal obligan a Gran Bretaña, en el centenario de la declaración de Balfour, a revisar su posición respecto a los derechos nacionales del pueblo palestino, a asumir su responsabilidad histórica por ser culpable de la gran tragedia palestina, y a rectificar su política a través de:

1- Reconocer sus responsabilidades políticas, legales y morales por el apoyo al proyecto colonial sionista racista, que condujo al desarraigo de nuestro pueblo.

2- Reconocer el derecho de nuestro pueblo a la autodeterminación sobre la tierra de su patria, Palestina, y el derecho a un Estado totalmente independiente y soberano con Jerusalén como capital y el derecho de los refugiados al retorno a sus hogares y propiedades de las que fueron expulsados por la fuerza en 1948.

3- Comprometerse con las resoluciones de la legalidad internacional, relacionadas con la causa palestina y los territorios árabes ocupados y ejercer todas las formas de presión sobre la entidad israelí para que acate estas decisiones.

4- Condenar el colonialismo israelí en los territorios palestinos y árabes y sus crímenes de lesa humanidad, y boicotear los productos de los asentamientos coloniales, considerados ilegales por el derecho internacional.

5- Deslegitimar la ocupación israelí de los territorios palestinos y árabes y aislar a la entidad sionista a nivel internacional hasta que cumpla con las resoluciones de la legalidad internacional, que garantizan a nuestro pueblo palestino sus derechos nacionales legítimos e inalienables.

6- Reconocer el Estado de Palestina, un total reconocimiento político y legal, con Jerusalén como su capital.

El pueblo palestino, que se resistió a la Declaración de Balfour y se resistió al Fideicomiso Británico, continuará combatiendo contra la ocupación y el proyecto sionista hasta alcanzar sus nobles objetivos, formulados por sus instituciones nacionales y reconocidos por la legalidad internacional.

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP