Sitio FDLP
La Web
 
 
 
NOTICIAS - REPORTES

 

Discurso del compañero Muaz Mussa en ocasión de la conmemoración de 49° aniversario del FDLP en Caracas
25 de marzo 2018
 

Estimados compañeras y compañeros

Desde esta sala que lleva el nombre de un héroe inolvidable para todos aquellos que luchan por la independencia y la justicia social, como lo fue el Che Guevara, extendemos un cálido saludo de resistencia y firmeza a la sagrada y amada patria palestina, a los mártires, a los héroes prisioneros, a los millones de refugiados, a nuestro pueblo bloqueado en la Franja de Gaza, a nuestro pueblo que experimenta diariamente el más cruel régimen de apartheid en los territorios ocupados del 1948, a nuestro pueblo en Cisjordania que enfrenta con coraje y valentía inigualable la barbarie del sionismo y sus fuerzas de ocupación, a nuestro pueblo en Jerusalén que ha resistido heroicamente contra todo tipo de agresiones y ha mantenido en alto la bandera de Palestina en las calles y casas de Jerusalén, nuestra eterna capital.

Nos encontramos como en todos los años en honor de esta ocasión nacional, el aniversario 49 del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, que siempre representó la garantía para la verdadera unidad nacional. Nos encontramos y la fragancia de los mártires proveniente de Palestina atraviesa los cielos, mientras Palestina sigue de pie enarbolada como sus montañas, por eso: saludos a Jerusalén que nos une y saludos a Ahed Al-Tamimi, que resumió con su firmeza la historia de un pueblo.

49 años de lucha y sacrificio en todos los campos: militar, ideológico y político, dentro y fuera de Palestina, contra las fuerzas de la ocupación sionista. Cayeron mártires miles de dirigentes y cuadros mientras otros experimentaron largamente las duras y frías celdas junto a los compañeros de lucha de todas las fuerzas palestinas.

Este año, nuestro aniversario llega en momentos cruciales, tanto para la causa palestina como para todo el mundo árabe; en el panorama de la situación regional presenciamos dos proyectos que se van cristalizando día a día.

El primero: la firmeza del Estado nacional y su resistencia al plan de división y debilitamiento, sobre todo en dos países, Siria e Iraq, causando el fracaso de la agresión que atentaba contra los Estados nacionales y los intentos de colocarlos en una cadena interminable de crisis continuas para obligarlos a optar entre rendirse ante las políticas imperialistas y sionistas o seguir bajo presiones e injerencias directas conduciendo a su división no proclamada o por los hechos consumados.

El segundo proyecto: mayor propaganda de países árabes de direcciones reaccionarias, de enfrentar a Irán con una alianza con Israel y desarrollar relaciones políticas y económicas con la ocupación para frenar la expansión iraní, según ellos.

El primer proyecto (la firmeza del Estado nacional) salvaguardará los intereses nacionales de los pueblos árabes, en el marco de su unidad nacional y territorial y en base a su plena soberanía; en este contexto este proyecto favorece la lucha independentista de los pueblos y abre el camino hacia su progreso económico y democrático con marcos de libertad, pluralismo político y progreso social, por lo tanto este proyecto ayuda a la lucha del pueblo palestino porque brindará un respaldo árabe y regional sólido.

El segundo proyecto, el de normalización con Israel, conducirá a mayor influencia imperialista en la región y consagrará la posición de Israel como fuerza militar y económica, por eso el mayor perdedor de este proyecto es nuestro pueblo palestino.

Esos dos proyectos se encuentran en permanente interacción y en contradicción en ciertos niveles afectando uno al otro, por eso decimos que salvar a los Estados nacionales e introducir los cambios pertinentes en su sistema político bloqueará al proyecto de normalización con Israel y Estados Unidos.

En el plano nacional palestino, estamos enfrentando la administración estadounidense más bandida y descarada en su alianza con Israel; las preparaciones, declaraciones e imposiciones del llamado “Acuerdo del Siglo” son la receta más peligrosa que atenta con acabar definitivamente con la causa del pueblo palestino y sus derechos nacionales.

Ya no es un secreto, a pesar de que el gobierno de Trump no ha dado a conocer todos los elementos de este acuerdo, los palestinos lo presenciamos en el terreno y donde quiera que estemos.

Este famoso acuerdo pretende convertir el asunto de la ocupación israelí en un asunto secundario o marginal en la región; Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y otros países árabes deben (según este plan) normalizar las relaciones con Israel y tener buenas relaciones económicas y militares en búsqueda de crear un bloque nuevo en la zona encabezado por Israel y demás Estados títeres árabes para enfrentar al creciente papel iraní y ruso en la región… Y ¿qué será de los palestinos? Trump y sus portavoces están claros, van a eliminar los pilares de nuestra causa por hechos consumados y si es necesario por la fuerza militar.

Veamos el escenario de forma más simple: Estados Unidos reconoció a Jerusalén como capital de Israel, buscando apartar el tema de Jerusalén de cualquier futura negociación, además recortaron sus compromisos de financiar a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos de 365 millones a tan solo 65 millones de dólares, en busca de liquidar el asunto de los refugiados palestinos que Israel expulsó de sus territorios en 1948.

El asunto no termina allí, Estados Unidos dio la luz verde para reconocer la soberanía israelí sobre los bloques de colonias en Cisjordania y su anexión por parte de Israel, un intercambio de territorios para expulsar a otros palestinos fuera de sus casas e importar más colonos y así minimizar hasta lo máximo los efectos del factor demográfico. El Acuerdo de Siglo ya no constituye una receta, es la política israelí diaria que se está imponiendo por la fuerza militar y del terrorismo de Estado contra los palestinos.

Jerusalén, “Al-Quds”, la eterna capital de Palestina, no representa para nuestro pueblo una ciudad más, es la demostración del vínculo histórico y cultural inseparable del pueblo palestino durante miles de años a su tierra. La ocupación israelí ha intentado a lo largo de 70 años cambiar el carácter árabe de la ciudad, implementando una política para la israelización y judaización de la misma, convirtiendo la vida de los jerosolimitanos en un verdadero infierno, cambiando los nombres de las calles, de las plazas, demoliendo barrios enteros y construyendo sobre sus ruinas sus colonias, agrediendo los lugares santos como lo son la mezquita de Al -Aqsa y la iglesia del Santo Sepulcro, sin embargo los palestinos de Jerusalén siguen de pie luchando y liderando la batalla por la liberación de su ciudad y su patria palestina. Además, las resoluciones que Estados Unidos e Israel violan con esas medidas superan las 20 incluidas las resoluciones del propio Consejo de Seguridad como es el caso de la resolución 478 de 1980.

Cuando hablamos de la ocupación, queremos decir 6 millones de refugiados en 58 campamentos de refugiados, queremos decir 2 millones de palestinos en la cárcel más grande a cielo abierto llamada Franja de Gaza, queremos decir más de 7 mil prisioneros entre ellos centenares de niños y mujeres y otros tantos detenidos administrativos sin ninguna acusación, queremos decir más de 800 mil colonos en tan solo 25 años de supuestas negociaciones de paz, queremos decir cientos de miles de mártires masacrados a sangre fría por el cuarto ejército más poderoso del mundo.

Compañeras y compañeros:

Desde 1991, la dirección hegemónica de la OLP decidió violar las resoluciones de la misma, decidió marchar sola y a espaldas de nuestro pueblo y la revolución, firmando los Acuerdos de Oslo… Hoy, 25 años después, todas las fuerzas palestinas y el pueblo palestino sufrimos a causa de las ataduras y humillaciones de este injusto acuerdo.

La Autoridad Palestina sigue apostando a las negociaciones estériles, a pesar de las claras y contundentes decisiones del Consejo Central palestino tanto en 2015 como en 2018…

El mismo presidente palestino reconoció, en su discurso ante el Consejo de Seguridad el mes pasado, ser empleado de la ocupación, y que la Autoridad Palestina no cuenta con ninguna autoridad.

El Frente Democrático ha estado trabajando junto a las masas de nuestro pueblo, para buscar los mejores mecanismos que garanticen salir del actual escenario y consolidar la unidad nacional para enfrentar el llamado “Acuerdo del Siglo”. Decimos hoy: UNIDAD, UNIDAD Y MÁS UNIDAD para fortalecernos y enfrentar a Netanyahu y su combo de extremistas.

La división interna entre Al-Fatah y Hamas es tiempo perdido, es la búsqueda de intereses mezquinos a costa de los intereses nacionales que deben estar por encima de todo, el grito nuestro es: el pueblo quiere acabar con la división.

Esa unidad debe estar basada en puntos concretos, que el Frente no los inventó del vacío, sino del clamor diario de nuestro pueblo palestino en todos los lugares donde se encuentre, en este sentido llamamos:

1- A la Autoridad Palestina, a cumplir de inmediato las resoluciones del Consejo Central de la OLP, romper los vínculos con Oslo y sus compromisos políticos (retirar el reconocimiento al Estado de la ocupación) económicos (romper el vínculo con la economía israelí) y de seguridad (detener de inmediato la cooperación en materia de la seguridad con las fuerzas de la ocupación, que ya en el terreno se proyecta como una colaboración con las fuerzas del ocupante);

2- A una reunión del “Comité de Activación y Desarrollo de la OLP”, que agrupa a los miembros del Comité Ejecutivo, su presidente, los Secretarios Generales de las facciones palestinas (14 facciones), el presidente del Consejo Nacional Palestino y las personas independientes, para discutir la situación nacional palestina, reconstruir la unidad nacional global, poner la nueva y alternativa estrategia, basada en las resoluciones del Consejo Central en sus últimas 2 sesiones como alternativa a los proyectos fracasados y poner fin a las apuestas sobre los restos de Oslo;

3- A un Consejo Nacional palestino que refleje la nueva realidad de nuestro pueblo, un consejo representativo, unificando nuestro pueblo, con la participación de todas las fuerzas;

4- A estimular la Intifada y la resistencia popular global contra la ocupación y la colonización;

5- A llevar la causa y los derechos nacionales al seno de las Naciones Unidas a través de:

A- Presentar solicitud para la membresía completa del Estado de Palestina y su capital Jerusalén sobre las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967, basándose en la Resolución 67/19 del año 2012, que reconoce a Palestina como miembro observador, y solucionar el caso de los refugiados según la Resolución 194, ambas de Naciones Unidas;

B- Llamar a una Conferencia Internacional patrocinada por la ONU y los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad y según las resoluciones de la legalidad internacional, que reconocen los derechos completos de nuestro pueblo, incluidos los derechos a la Autodeterminación, la Independencia, la Soberanía y el Retorno de los refugiados.

C- Solicitar la protección internacional a nuestro pueblo, a nuestra tierra y nuestra Jerusalén contra la ocupación y la colonización.

D- Llevar los crímenes de guerra israelíes a la Corte Penal Internacional presentando denuncias ante la judicatura internacional.

Le decimos a aquellos de la Autoridad que siguen apostando a las negociaciones estériles patrocinadas por EE.UU que están corriendo tras el espejismo, es una ilusión que los 25 años han sido ya más que suficientes para comprobarlo una y mil veces.

Hermanas… hermanos
Compañeras… compañeros

La República Bolivariana de Venezuela está siendo objeto de flagrantes agresiones del imperialismo contra su soberanía y su economía, tratando de asfixiarla y así obligarla a rendirse ante los dueños de la Casa Blanca…

Una propaganda mediática que falsifica los hechos e incita a la violencia, ataques a la moneda venezolana, sanciones y por último amenazas descaradas de invadir a Venezuela para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro. El Frente Democrático y todo nuestro pueblo palestino vemos en la Venezuela chavista y bolivariana un amigo, un aliado permanente que ha apoyado nuestra causa y las causas de los empobrecidos y explotados. La revolución bolivariana es una esperanza no solo para América Latina, sino para todos los que luchan por construir un mundo mejor, donde reina la paz, la democracia y la justicia social. Por eso a 5 años de la siembra del comandante Chávez y ante las anunciadas elecciones presidenciales ratificamos nuestra posición de principio de cerrar filas con la revolución y el pueblo venezolano; estaremos juntos en esta batalla por la humanidad, estamos en la misma trinchera pies en tierra y los lacayos nunca podrán vencer la voluntad inquebrantable de nuestros pueblos. Venezuela no está sola. Agradecemos infinitamente al presidente Nicolás Maduro por seguir aferrado al legado del comandante Chávez, mandando con el pueblo venezolano y estamos seguros que el Gran Polo Patriótico y el pueblo venezolano saldrán más fortalecidos y victoriosos en estas elecciones.

Compañeros:

La revolución cubana sigue resistiendo y escribiendo su nombre con letras de oro en la historia de la humanidad. Desde esta sala rendimos homenaje a la memoria imborrable del Líder histórico, el comandante Fidel Castro, y deseamos al pueblo cubano y al presidente Raúl una marcha victoriosa para vencer al inhumano bloqueo imperialista. En este nuestro aniversario y en todos nuestros aniversarios decimos: Viva Cuba Libre, Cuba Sí Yanquis No.

Viva el Aniversario 49 del FDLP
Viva Jerusalén, Capital Eterna de Palestina
Viva Palestina Libre
Libertad a los Prisioneros
Gloria a los mártires y Eternidad a la Patria

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP